0-Nacho-Ibáñez-Photography-00214

Reportaje de boda en Sevilla Fer y Sonia.

En esta profesión tienes la gran suerte de conocer a gente maravillosa pudiéndote adentrar en sus vidas, empatizando mucho y emocionándote al igual que ellos es algo que muchas veces hablas con otros compañeros de profesión y que todos valoramos mucho por la cantidad de sensaciones que puedes llegar sentir y transmitir que es el verdadero reto en este trabajo.

En el caso del reportaje de boda en Sevilla de Fer y Sonia se juntaron varios factores que hicieron que estuviera más que encantado de poder realizarlo. Me siento muy cercano a esta pareja ya que son amigos pero también compañeros de profesión. Esta pareja son un bonito ejemplo ejemplo de complicidad dentro y fuera del trabajo, lo cual me parece maravilloso y hasta muy difícil de lograr, tolerancia y mucho amor intuyo que deben ser parte de la formula que se necesita para conseguirlo Siendo tan diferentes entre si Fer y Sonia es una pareja a la que es bonito observar, el humor entre ello forma parte del día día y notas como se complementan, se aceptan con sus defectos y con sarcasmo ye ironía consiguen que se conviertan en algo muy divertido y característico en cada uno de ellos, pienso que lograr eso en una pareja es cuanto menos elogiable.
Que esta pareja contara conmigo es de agradecer, que conocieran tantos fotógrafos de boda en Sevilla y que quisieran que yo les hiciera su reportaje de boda en un día tan especial no es menos que un orgullo.
Para no irme por las ramas os voy a contar un poco de la preciosa boda en Sevilla de Fer y Sonia.
Como muchos compañeros de profesión videógrafos y fotógrafos acudían ese día como invitados, la pareja decidió realizar el evento un jueves facilitando asi su asistencia, ya que de otra manera hubiera sido imposible si hubiera caído en viernes ó sábado.
Los dos se cambiaron juntos en la localidad de Montequinto Sevilla, en la casa de un familiar, algo que hizo que se sucedieran momentos muy divertidos entre ellos; sólo se dieron un primer vistazo cuando ya estaban vestidos completamente, en lo que se llama un first look, tomar atención a la cara de la niña en esos momento.

Destacar que el vestido y el traje se salían de lo normal y eso siempre se agradece; que la pareja personalice al máximo todos y cada uno de los detalles hace que todo respire la esencia de la pareja allá donde mires. El vestido de la novia era de Valerio Luna, los pendientes de Patri tri, peluquería de Susana Martín. El traje Hugo Boss de Fernando destacó también por su originalidad, que junto con sus botas Dr Martens iba acorde a sus gustos por las series y los cómics.
Al salir de la casa les esperaba una preciosa furgoneta wolkswaguen azul y blanca modelo T2 con la que se trasladaron a la Hacienda Torreón Nazarí, lugar donde se celebraría la ceremonia y mas tarde el convite.

Tras una bonita entrada a la hacienda la novia muy emocionada no dejaba de gritar y de repetir, ¡¡ Que guapos estáis todos, estoy super feliz !!, creo que es una de las novias más expresivas que he podido ver. El novio tuvo unas palabras de agradecimiento para todos los presentes citando algunas anécdotas y haciéndolo con puntos de ironía y sarcasmo muy al estilo Broncano ( David Broncano) cómico, lo que creo un ambientazo entre risas y carcajadas. También Sonia dedicó unas bonitas palabras a mucha gente de la que acudió,y luego se entregaron algunos regalos de agradecimiento. Cuando Fernando era pequeño su padre le regalo su primer comic pues este cómic enmarcado fué el detalle que el novio quiso regalarle de vuelta después de tantos años. Los anillos entre ambos eran de Star wars y el uno ponía “Te quiero” y en otro ” Lo se ”
Después de la emotiva ceremonia el cocktel se convirtió en una improvisada fiesta, acompañados por el grupo The Jail Boys, músicos muy destacables por su buen rollo y por saber conectar muy bien con la gente; más tarde la comida dio paso a un divertido juego de Bingo entre todos los asistentes, algo que se salía de los normal pero que consiguió que hubiera un ambiente genial durante la sobremesa.

La fiesta fue de esas apoteósicas donde no tienes que esperar a que la gente se anime para bailar, la mayoría de los invitados ya venían con la idea muy clara de darlo todo y seguro que lo vais a ver en el final del reportaje.

Fotografía de boda Montequinto Sevilla
Fotografía de boda en Sevilla
Fotógrafo de boda en Sevilla
Fotógrafo de boda en Cádiz